Doble moral deportiva

Compartir

Doble moral deportiva

Ricky Noboa

rnfdeportes@hotmail.com

En nuestro país abundan nego­ciantes disfrazados de deportis­tas, que juegan en sus funcio­nes dirigenciales al activismo político logrando prebendas de Estado; ni hablar de su conexión económi­ca con empresarios privados y financieros.

Ejercen con perpetuidad bajo el escu­do del deporte la doble moral de su prác­tica, usando como trampolín sus ofertas a gobiernos tras gobiernos por la apetecible proyección del deporte.

Es irresponsable y vergonzoso que la práctica aplicada en la industria del béisbol dominicano sea de forma irregular e ilegal, usando a niños menores de edad para bus­car dólares en perjuicio de su salud y edu­cación.

El pre contacto verbal con menores pelo­teros que sueñan con una firma es abusivo, porque no están fisiológicamente madu­ros física y mentalmente; luego nos acusan cual Pilatos desacreditando nuestra ima­gen beisbolera, cuando son los principales estimuladores del dopaje y la deserción es­colar, exigiendo en la inmadurez de estos niños un mayor rendimiento.

Los responsables de esta práctica crimi­nal debemos enfrentarlos cual mafia re­presentan, tratando de obstruir una nueva Ley del Deporte que no los regule sin con­secuencias. Protejamos a nuestros meno­res peloteros desde el Congreso Nacional dominicano.


Compartir

Francisco González

Periodistas de la República Dominicana