VIDEOS: Comienza la votación en Bolivia bajo medidas de bioseguridad

Compartir

En estos comicios serán elegidos los nuevos presidente y vicepresidente para un período de cinco años, además de 166 miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional y nueve representantes nacionales ante parlamentos regionales.

SPUTNIK

LA PAZ.- Los bolivianos comienzan a acudir a las urnas con barbijos y bajo fuertes medidas de bioseguridad, en comicios que eligen un nuevo Gobierno democrático tras un año de complicada transición y que están marcados por fuertes tensiones políticas y amenazas de violencia.

«Debimos enfrentar numerosos desafíos, que configuraron la elección más compleja de la historia democrática del país», dijo el presidente del Tribunal Electoral (TSE), Salvador Romero, al inaugurar la votación poco antes de las 8:00 locales (12:00 GMT), hora de apertura de las mesas en todo el país.

En la noche del 18 de ocrubre, tras nueve horas de votación, solo se conocerán datos de boca de urna y conteos rápidos que presentarán cadenas de televisión, porque el TSE decidió a última hora no utilizar su propio sistema de conteo rápido que había generado dudas entre candidatos y observadores.

«Frente la impaciencia de querer conocer los datos en unas horas, hemos privilegiado la certeza de resultados incuestionables sobre los cuales posesionaremos autoridades que gobernarán cinco años», justificó Romero en el breve acto inaugural realizado en la sede del TSE, con presencia de la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

En la noche del 18 de ocrubre, tras nueve horas de votación, solo se conocerán datos de boca de urna y conteos rápidos que presentarán cadenas de televisión, porque el TSE decidió a última hora no utilizar su propio sistema de conteo rápido que había generado dudas entre candidatos y observadores.

«Frente la impaciencia de querer conocer los datos en unas horas, hemos privilegiado la certeza de resultados incuestionables sobre los cuales posesionaremos autoridades que gobernarán cinco años», justificó Romero en el breve acto inaugural realizado en la sede del TSE, con presencia de la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

La votación definirá si el Movimiento Al Socialismo (MAS) retorna al poder del que fue echado por un golpe hace un año y que ahora tiene como candidato presidencial al exministro de Economía Luis Arce, favorito en las encuestas de intención de voto.
Sus principales rivales son el expresidente neoliberal Carlos Mesa (2003-2005) y el ultraderechista exlíder cívico Luis Fernando Camacho, quienes tratan de forzar un balotaje como vía para que la derecha boliviana gane el Gobierno por el voto popular después de 15 años.

La elección se definirá en una ronda si un candidato logra este 18 de octubre la mayoría absoluta de votos válidos o al menos 40% y 10 puntos de ventaja sobre el segundo.

Una eventual segunda vuelta se realizaría el 29 de noviembre y, en cualquier caso, el nuevo Gobierno será instalado antes de fin de año, según programó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Los centros de votación abrieron a partir de las 8:00 hora local (12:00 GMT) en el territorio nacional, y siete millones de electores podrán sufragar durante al menos nueve horas en centros de votación con estrictos controles sanitarios y de distanciamiento social.

En varios países de Europa y Latinoamérica centros de votación estaban abiertos con anticipación para los poco más de 300.000 migrantes bolivianos habilitados para sufragar.

Estos constituyen cerca de 4% del padrón total.

Los resultados y proyecciones extraoficiales de la votación serán divulgados en la noche del domingo 18 de octubre, pero el cómputo oficial demoraría unos tres días.

Organismos internacionales, países y organizaciones políticas y de derechos humanos enviaron unos 200 observadores a la votación, por muchos factores una suerte de disputa de todos contra el MAS, partido del expresidente Evo Morales (2006-2019), derrocado en noviembre pasado tras denuncias de fraude en el anterior proceso electoral.

Unos 40.000 efectivos de la Policía y las Fuerzas Armadas son movilizados para garantizar el orden y, según el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, enfrentar eventuales brotes de violencia y acciones de fraude electoral atribuidos por las autoridades a supuestos grupos del MAS.

Este partido ha denunciando ante observadores que un eventual fraude o acciones de violencia solo serían obras del Gobierno o de un partido de derecha.


Compartir

Francisco González

Periodistas de la República Dominicana