Esto no puede seguir así

Compartir

Esto no puede seguir así

Editorial del Listín Diario

La ocupación progresiva de los espacios laborales y territoria­les del país por parte de ilega­les haitianos no puede seguir su hasta ahora incontrolado curso.

Este fenómeno ha venido acompañado de frecuentes fricciones entre ciudadanos de los dos países, que muchas veces dejan estelas de sangre, muerte y violencia desaforada.

También supone una fuerte sangría presupuestal por los altos costos que asu­me el país para subsidiar el paritorio ma­sivo de embarazadas haitianas en condi­ciones de gratuidad, un privilegio que no tienen las madres pobres dominicanas.

Del mismo modo se desprende otra reali­dad ominosa: la presencia y acción de ban­das de delincuentes operando en el abigeato, el contrabando, el tráfico de personas, el cri­men organizado y la falsificación y suplanta­ción de la identidad dominicana.

La magnitud del problema está a ojos vis­ta. Que nadie se llame a engaño.

Un grupo de prominentes ciudadanos ha dirigido una apelación al presidente Luis Abinader para que ponga coto a esta “ocupa­ción progresiva”, violentando nuestras leyes migratorias y creando las condiciones para un futuro incierto.

Urge mover todos los músculos de la ley para ponerle freno a una situación que, en medio de la crisis sanitaria, de empleo y quie­bra de la economía, más el clima de ingober­nabilidad y pobreza de Haití, se torna en una bomba de tiempo para la cohesión social y territorial de nuestra nación.

De lo contrario, resultará tarde y difícil desactivarla.


Compartir

Francisco González

Periodistas de la República Dominicana